Suscríbase a nuestro boletín de noticias y aproveche el ENVÍO GRATIS en su primer pedido >>

Contarse historias para vivir mejor

Narradora es como me gusta definirme independientemente del medio que use: la fotografía, las fragancias o el marketing.

Últimamente descubrí la palabra historiologo (storylogue en inglés). No me podía imaginar que tal palabra existiera hasta que descubriera a Robert McKee. Es de estas personas que escuchas detenidamente ya que cada una de sus palabras tiene un sentido profundo. 

¿Por qué escribimos historias? ¿Por qué nos gustan tanto a todos las historias? A mi primera pregunta él responde: 

“Un narrador es un poeta de la vida.”

Contamos historias sobre la vida real, o sobre una vida soñada. Personalmente, en mis fotografías me gusta contar historias sobre vidas idealizadas. Pero, hoy en día muchas marcas cuentan historias también. 

Pero, ¿y para qué sirven estas versiones inventadas? Son útiles para comprender el presente, quizás, ya que:

“No se nos enseña a vivir (…)”

Para los artistas, la vida es una enigma que intentamos entender. El arte es nuestro medio de expresión y de aprendizaje sobre nosotros mismos. Es un medio que usamos para reequilibrar nuestro caos interno y volver al equilibrio emocional. Como decía el filósofo Nietszche:

“Ningún artista tolera la realidad.”  

La realidad no me atrae como artista. La manipulo, la transformo para que sea absorbida por mi mundo imaginario, para así tener control sobre ella. 

La vida es una incógnita para todos nosotros. ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es el sentido de la vida? A estas preguntas, dice Robert McKee que las cuatro sabidurías - la filosofía, el arte, la ciencia y la teología - han intentado desde el origen de los tiempos contestar a estas preguntas existenciales. Pero ¿cuál es la situación hoy en día?

Empecemos con la filosofía. Podemos decir que la filosofía hoy no está en su mejor momento. Se leen cada vez menos libros, y menos aún de filosofía. Últimamente, estuve en Paris para atender a la conferencia The Creative Journey que organizó Nelly Rodi, la famoso agencia de tendencias. El primer locutor fue el filósofo Gaspard Koenig. Su alocución fue sobre el lujo y debo de decir que fue muy interesante poner un poco de perspectiva a la visión cortoplacista y a la instantaneidad de la sociedad actual. 

La segunda sabiduría; el arte, cuestiona la realidad, la pone patas arriba, la rechaza, la transforma, y la reinventa. El arte es libertad. Le pone uno los limites que decide. Hasta hace poco, pensaba que era una forma de escaparse de la realidad, pero después de escuchar a Robert MCKee, puede que sea justo lo contrario, y que sea para vivirla de forma más intensa. 

Y ¿qué podemos decir de la ciencia? Muy a menudo se hacen descubrimientos sobre la especie humana gracias a la ciencia. Últimamente leí un artículo sobre investigaciones que se están haciendo en China sobre el hombre Alpha. ¡Sí! Parece que la ciencia puede encontrar explicaciones hasta para esto. Encontraron sobre ratones que las características del hombre alpha tiene que ver con la genética. ¡Desvanecido el mito del Príncipe Azul! La ciencia la encontramos también en campañas de marketing para conectar de forma profunda con el público. 

Y para terminar; la teología. Es un hecho, hay cada vez menos gente que crea en una fuerza superior. Parece que ya no es donde se buscan respuestas.  Pero a pesar de eso, vemos cada vez más marcas usando la espiritualidad y el misticismo para promover productos, y donde es más notable quizás es en los sectores de la perfumería y del cuidado personal.

Para resumir, en nuestra rutina diaria, rara vez abrimos un libro aunque leemos mucho en las redes sociales, cada vez menos practicamos una religión. Y la ciencia no da respuestas inmediatas a todas nuestras preguntas. 

En nuestro modo de vida actual centrado en la diversión, el arte y su continente narrador parece ser el medio donde la gran mayoría de nosotros buscan respuestas a estas preguntas existenciales. Como dice Robert McKee:

“Las historias nos equipan para vivir.”

Vamos al cine, o miramos una película en casa para entender nuestra vida y quienes somos. Nos permite experimentar vidas alternativas por procuración. 

Pero las historias están por todas partes, no sólo en el cine. Están en la fotografía también, y están en las marcas. Lo que buscan los consumidores hoy en día son marcas que dan respuestas, a través sus valores y de las historias que cuentan. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

★ Opinión Clientes

Dejemos que los clientes hablen por nosotros

26 opiniones
100%
(26)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
0%
(0)
C'est niche!
Scent adventures
Meandering Soul
Le parfum authentique.